Estamos más cerca del centro galáctico y viajamos más rápido de lo que sabíamos.

Estamos más cerca del centro galáctico y viajamos más rápido de lo que sabíamos.
  • La Tierra acaba de volverse 7 km/s más rápida y unos 2.000 años luz más cerca del agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea.

Se ha conseguido mejorar el modelo que describe la ubicación del sistema solar dentro de la galaxia, gracias los datos proporcionados por el histórico proyecto de radioastronomía japonés VERA — VLBI (Línea de Base Muy Larga) Exploration of Radio Astrometry — que emplea interferometría para combinar los datos de otros radiotelescopios distribuidos por todo Japón.

Esta configuración permite que se obtenga una precisión semejante a la que tendría un telescopio de 2.300 kilómetros de diámetro. Con tales características, la precisión alcanza los 10 microsegundos de arco en resolución. Esta precisión es suficiente para distinguir una moneda de un centavo colocado en la superficie de la Luna. El resultado de estas observaciones ha permitido mejorar el modelo observacional de nuestra galaxia.

  • La Unión Astronómica Internacional adopta desde 1985 la distancia de 27.700 años luz entre la Tierra y el centro de nuestra galaxia. Según estas observaciones, esta medida se reduce a 25.800 años luz, menos de 2000 años luz más cerca. La velocidad con que la Tierra orbita, se eleva al valor de 227 kilómetros por segundo, esto es 7 kilómetros más rápido que el valor que conocíamos de 220 km/s.

Pero no pierda la calma, esto no significa que nuestro planeta se esté moviendo hacia el agujero negro, solo se actualiza el mapa que tenemos sobre La Vía Láctea y nuestra ubicación actual en su interior.

Mapa de posición y velocidad de la Vía Láctea. Las flechas muestran datos de posición y velocidad de los 224 objetos utilizados para modelar la Vía Láctea. Las líneas negras sólidas muestran las posiciones de los brazos espirales de la galaxia. Los colores indican grupos de objetos que pertenecen al mismo brazo. El fondo es una imagen de simulación. (Crédito: NAOJ)
Mapa de posición y velocidad de la Vía Láctea. Las flechas muestran esos datos para los 224 objetos utilizados para modelar la galaxia. Las líneas negras muestran las posiciones de los brazos espirales. Los distintos colores indican los grupos de objetos que pertenecen al mismo brazo. Crédito: NAOJ

La idea de poder viajar lejos y mirar la galaxia de una forma global aún es ciencia ficción. La realidad es que no podemos salir del sistema solar. De momento debemos conformarnos con construir mapas de forma inteligente a base de técnicas de observación en el infrarrojo y las ondas de radio. Aquí es donde la participación de Vera es muy importante. El proyecto funciona desde el 2005, y en abril de este año ha presentado el primer catálogo de astrometría del proyecto japonés VLBI. Han recopilado todos los resultados de astrometría de VERA, agrupando mediciones precisas de paralaje trigonométrico-anual y movimiento. En total, el catálogo Vera enumera 99 fuentes máser.

VERA tiene programado continuar la observación de más objetos, en especial aquellos que se ubican cerca del agujero negro del centro de la Vía Láctea. Es por esto que se unirá al programa EAVN (Red VLBI de Asia Oriental), un programa similar pero internacional, compuesto por China, Japón y Corea del Sur. Al aumentar el número de telescopios y la máxima separación entre ellos, la precisión de las observaciones es mejor.

Francisco Brayan

https://ecoferio.com/

Francisco Brayan es astrónomo y cosmólogo, fundador de la agencia de divulgación cientifica Ecoferio.com y se desempeña como escritor cientifico en PortalHuaraz.com. También escribe y asiste a programas públicos de astronomía y ciencia.

También te puede interesar leer